Club Balonmano Huesca

Noticias

Quabit Guadalajara 27 – Bada Huesca 28

Quabit Guadalajara: Hombrados (p), Mellado (-), Márquez (10), Lucas (1), Padilla (1) y Redondo (1) -siete inicial-; Montoya (4), Bozalongo (-), Valles (5), Nacho Moya (1) y Martins (4).

Bada Huesca: Gómez Lite (p), Teixeira (6), Val (2), Félez (4), Oier García (-) Camas (1) y Marcelo (5) -siete inicial-; Carró (2), Ariño (3), Mira (-), Todorovic (1), Muguerza (-) y Carmona (4).


Parciales: 1-2, 2-6, 4-10, 7-11, 10-12, 13-13 (descanso). 15-15, 18-18, 20-21, 22-23, 25-25, 27-28 (final).

Exclusiones: Mikel Redondo, Mellado y Valles por el Quabit Guadalajara y a Carró (2), Oier García (2), Camas, Marco Mira (2) y Teixeira por el Bada Huesca.

Árbitros: Fernando Joaquín Fernández y Alberto García.


El Bada Huesca consiguió este sábado el billete definitivo para la final a ocho de la Copa del Rey, tras vencer también en el encuentro de vuelta disputado en la pista del Quabit Guadalajara, y refrendar el 28-26 del pasado miércoles en el partido de ida. En este caso lo hicieron con mayor solvencia, ya que gracias a una férrea defensa y la actuación en portería de un inspirado Gómez Lite, el conjunto oscense fue siempre por delante en el marcador.

La primera parte transcurrió marcada por las inferioridades en uno y otro conjunto, lo que hizo aparecer las figuras de los dos porteros. El primero en permitir escaparse a su equipo fue Gómez Lite, que gracias a sus actuaciones dio al Bada cierta renta en el marcador, en una dinámica similar a la del encuentro de ida. Con un 1-5 de parcial, el técnico del Guadalajara decidió pedir tiempo muerto, para abrir huecos en la pegajosa defensa oscense, que entorpecía los lanzamientos de los morados desde cualquier distancia. No tuvo el efecto esperado, ya que el Huesca se escapó en el marcador por seis goles de diferencia.

Despertó Jota Hombrados y acompañado de la entrada en pista de Sergio Vallés, permitieron al Guadalajara poner un parcial 3-0 que acortó diferencias hasta el 8-11. El tiempo muerto que solicitó Nolasco no tuvo el efecto deseado, y los seis goles de diferencia se esfumaron antes del paso por vestuarios, a donde se llegó con un 13-13 y toda la eliminatoria por decidir.

Los de Nolasco volvieron a distanciarse tras la reanudación, al encadenar dos goles, en una renta que lograron mantener hasta bien avanzado el segundo tiempo. Pero el acierto de Martins desde los seis metros llevaron al Quabit Guadalajara a empatar de nuevo el partido, aunque sin llegar a consumar la remontada. El choque entró empatado en sus cinco minutos finales. El Bada estuvo más hábil a la hora de gestionar esas últimas posesiones, y pudo así certificar su pase a la fase final.