Club Balonmano Huesca

Noticias

Bidasoa Irún 29 – Bada Huesca 17

Bidasoa Irún: Dejanovic (p), Crowley (1), Beltza (3), Lancina, Nonó (4) Borragán (2), Popovic (1)- siete inicial- Zubiria, Cavero (1), Vázquez (2), Cristian, Kauldi (4), Serrano (3), Muiña (4), Basaric (1) y Azkue (3).

Bada Huesca: Gómez Lite (p), Carmona (5), Marcelo (1), Eloy (2), Val (1), Selicani (1), Carró (1)- siete inicial- Ariño (4), Arguillas, Bonanno, Todorovic (2), Camas, Muguerza, Oier García, Mira y Garzo.


Parciales: 3-2; 3-3; 5-5; 6-6; 7-9; 11-11 (descanso) 12-12; 15-13; 17-13; 21-15; 25-16; 29-17 (final).

Exclusiones: Nonó, Basaric (2), y Popovic por el Bidasoa de Irún; y a Carró (2), Mira y Oier García por el Bada Huesca.

Árbitros: Bustamante y Álvarez Mata.


La derrota que sufrió el Bada Huesca este sábado ante el Bidasoa de Irún esconde un encuentro mucho más igualado de lo que el resultado puede invitar a pensar. Fue en el tramo final del partido, pasado el ecuador del segundo periodo, cuando se desvanecieron las opciones oscenses de prolongar una semana más la racha de tres triunfos consecutivos con la que afrontaban su visita al pabellón Artaleku.

La primera parte fue un choque de dos escuadras parejas, que se alternaron el mando en el marcador durante los treinta minutos de juego. Así, si Nonó era el principal ejecutor por parte de los locales, el Bada lograba anotar mediante los extremos Carmona y Ariño para poner a su equipo varias veces por delante en el marcador (7-9 o 8-10).

La igualdad reinante en el juego se trasladó al marcador antes del paso por vestuarios, a donde se llegó con un empate a once tantos, tras un pequeño arreón del Bidasoa en sus últimas posesiones del periodo.

Varios errores encadenados por los visitantes tras la reanudación pese a jugar en superioridad numérica hizo que los guipuzcoanos pudieran empezar a decantar el encuentro, al no desaprovechar sus posesiones a través de la zurda de Borragán. Abrieron brecha de cinco tantos los de Cuétara cuando se cumplía el minuto 15 de la segunda parte, haciendo que los de Nolasco terminaran sucumbiendo ante la carga de las últimas semanas. De esta manera, no pudieron evitar que su rival se escapara definitivamente en el marcador hasta el 29-17 que dejó el bocinazo final.

Fotografía: Arrate Morales