Club Balonmano Huesca

Noticias

Carnicería Miguel Escuer, junto a Dijá en su vuelta a la pista

Carnicería Miguel Escuer es una de las firmas más veteranas en su apoyo al BM Huesca, y este año vuelve a ofrecer su respaldo al club a través de un patrocinio personal a Dijá, que luce el logotipo del establecimiento oscense en los hombros de su camiseta durante los partidos. El jugador brasileño reapareció en la última jornada contra el Anaitasuna tras siete meses lesionados, y agradece poder contar con el impulso de una firma tan importante en un momento de la temporada tan importante para él.

“Para mi es todo un placer para poder colaborar con el Balonmano Huesca un año más, y creo que ya son 19. Después de todo este tiempo, los considero toda una familia, especialmente a la junta directiva, así como a los numerosos jugadores que han pasado por aquí. Además de ser un orgullo, tanto para nosotros como para toda la ciudad, que estén a un nivel tan altísimo, como es la Asobal”, fue la respuesta de responsable de la carnicería, situada en el número 6 de la avenida Manuel Artero.

El acto de presentación del apoyo, celebrado este martes en la carnicería, sirvió también para que el central del Bada Huesca valorara el buen momento que atraviesa el conjunto, y que ha coincidido con su regreso a las pistas. “Después de una liga tan complicada e igualada, nos vemos a cuatro partidos del final, y con opciones de mirar para arriba”, consideró Dijá, que toma como referencia el final de la primera vuelta para este desenlace del curso, en el que el conjunto se debe medir a rivales tan importantes como el Naturhouse -este sábado-, el Granollers o el Barcelona.

“Anímicamente estamos muy contentos y tranquilos, pero con ambición para poder llegar más lejos. Queremos más”, consideró el primera linea, haciendo referencia también a la final a ocho de la Copa del Rey que disputará el Bada una vez finalice la liga regular, ya en el mes de junio.

“Después de siete meses fuera siempre es muy bueno volver a la competición, porque por más que entrenes, a los jugadores nos gusta la adrenalina de los partidos y estoy muy contento”, añadió el jugador con respecto a sus sensaciones personales, que dijo son positivas. “No tengo dolor ni molestias, quizás me falte algo de confianza todavía, pero es cuestión de tiempo”, añadió, admitiendo que en este tramo su papel en el equipo pueda ser mayor dentro del vestuario, frente a lo que puede aportar en la pista. “Nolasco deberá decidir, pero aunque su decisión sean cinco, diez o solo uno, yo intentaré ayudar a los compañeros y apoyarles en los partidos, tanto en la cancha como el banquillo”.