Club Balonmano Huesca

Noticias

Nicolás Zungri y Adrià Pérez, con muchas ganas de “sumar y ayudar” al Bada Huesca

Los primeros entrenamientos de pretemporada del Bada Huesca cuentan con solo dos caras nuevas: Nicolás Zungri y Adrià Pérez. Ambos comparecieron este jueves ante los medios de comunicación en el Palacio de los Deportes, a modo de presentación. Ambos coincidieron en destacar sus ganas de comenzar a competir y poder ayudar lo antes posible al grupo que ya se mantiene del año anterior.

Los dos nuevos jugadores del Bada llegan para reforzar especialmente la faceta defensiva del equipo en sus respectivas parcelas, pero se muestran ambiciosos en sus objetivos personales, dispuestos a cumplir en todas las facetas que les exija José Nolasco.

En el caso de Zungri, lateral izquierdo de 22 años, se trata de su primera experiencia en España, aunque jugó los dos últimos años en la segunda categoría francesa. “Desde que tuve conocimiento del balonmano siempre he seguido a la Asobal, por lo que estoy muy contento de poder estar ahora aquí”, dijo el jugador argentino, que destacó el buen ambiente del vestuario, en el que solamente conocía a Gonzalo Carró, tras haber coincidido con él en la selección argentina durante un Mundial en su etapa júnior. “Sus referencias fueron todas muy buenas, tanto a nivel de jugadores como sobre el entrenador”, añadió al respecto.

A la hora de enumerar sus cualidades y la aportación que pueden suponer estas para el equipo, Zungri habló principalmente de la tarea defensiva, “aunque espero ir creciendo con el tiempo y poder sumar también en ataque”, dijo. Sus primeras impresiones tanto en el equipo como en la ciudad han sido positivas, y considera que el hecho de que haya tan pocos fichajes facilita mucho el trabajo en estos primeros días.

También consideraba Adrì Pérez favorable su llegada a un vestuario ya conjugado. El extremo de 25 años tiene un amplia experiencia en la categoría, tras seis temporadas en el Granolles, y por eso, habla con conocimiento del equipo al que le ha llegado, después de haberse enfrentado a él en multitud de ocasiones. “Siempre han sido un equipo complicado, que pone las cosas difíciles”, aseguró. Además, había coincidido en el conjunto catalán con Arguillas, Eloy Félez o Teixeira, ahora compañeros de vestuario.

Su fichaje se negoció en apenas tres días, cuando se hizo oficial que Javi Ariño no continuaría por motivos de estudios, como él mismo explicó. “El Granollers me dijo que no contaba conmigo para el siguiente curso y surgió la opción de Huesca. Todo fue muy fácil y sencillo”, concretó. También dijo aportar principalmente su trabajo defensivo, así como conseguir finalizar desde el extremo.

Desde su experiencia, Pérez auguró un curso complicado, pero con opciones para el Bada. “La liga siempre es muy difícil, y este año los equipos están incluso más reforzados. Pero nosotros tenemos que pensar semana a semana, ir a cada partido como si fuera el último e intentar sacar lo mejor. Luego ya veremos donde nos deja la tabla. Ser séptimos sería un gran puesto, pero ¿quién te dice que no puedas acabar cuarto o quinto?, dijo con ambición.