Club Balonmano Huesca

Noticias

Bada Huesca – Recoletas Atlético Valladolid (Miércoles, 20.30h)

Las cámaras de Movistar Plus serán testigo este miércoles de la visita del Recoletas Atlético Valladolid al Palacio de los Deportes de Huesca (20.30), donde el Bada Huesca intentará aprovechar el buen momento que atraviesa para sumar la que sería su tercera victoria consecutiva en casa y su quinta semana consecutiva puntuando. Para ello tendrán que dejar de lado el desgaste físico del intenso partido del sábado en Logroño, que dejó algo mermada a su plantilla.

“Cuando quieres estar compitiendo hasta el final, siempre vas al máximo nivel, y eso deja siempre consecuencias, mayores o menores… en este caso, al tener tan poco tiempo de recuperación, tenemos algunas dudas”, considera Nolasco. No obstante, confía en que Gerard sí pueda participar. No podrá hacerlo Javi Ariño, que este martes pasará por el quirófano por una fractura en una falange de la mano izquierda. “Tenemos plena confianza en que Miguel Malo podrá hacerlo tan bien como ya ha demostrado en otras ocasiones”, añade su entrenador.

Por todo ello, el equipo ha reducido en estos dos días de preparación la carga de trabajo, para adaptarse al intenso calendario que espera al conjunto, con tres partidos en apenas una semana. “Tenemos que rentabilizar los momentos de entrenamiento, tanto en pista como la visualización de vídeos, que se hace ahora más importante. Para saber bien cómo debemos atacarles y defenderles y así poder entrenarlo de manera más concreta”.

Respecto al rival, la situación actual en la tabla de ambos equipos, solo separados por un punto, parece garantizar un encuentro de máxima igualdad. “Está temporada están siendo más regulares, especialmente fuera de casa. Son un equipo potente, que tiene jugadores que garantizan solvencia, experiencia… y también mucha calidad”, asegura Nolasco a la hora de hablar del Atlético Valladolid.

 


DECLARACIONES DE JOSÉ NOLASCO

Estamos intentando rentabilizar al máximo el trabajo tanto en pista como de vídeo”


Jugamos hasta el final a un nivel muy alto, y eso implica cansancio y lesiones”


Fue uno de los equipos más duros que yo recuerdo de la pasada temporada”