Club Balonmano Huesca

Noticias

El Centro Deportivo Alameda, clave en estas dos intensas semanas de desgaste físico

El Bada Huesca está inmerso en dos semanas de enorme desgaste, que inició con el partido del pasado miércoles contra el Puente Genil y que le llevará a disputar cuatro encuentros en apenas diez días. En esa vorágine de competición que le marca el calendario, el estado físico de los jugadores se presenta clave para poder salir airosos, en un tramo clave a la hora de determinar los logros de la temporada. Para ello, el trabajo en gimnasio como complemento a los entrenamientos en pista se perfila como una de los aspectos más importantes, y es en este sentido, donde el club tiene un enorme respaldo gracias al centro deportivo Alameda de la capital oscense. Además, en el gimnasio, ubicado en el número 3 de la calle Agricultura, los jugadores realizan trabajos específicos de recuperación, de enorme ayuda tras encuentros de gran exigencia. Este jueves se celebraba un acto en el propio centro, con el fin de reforzar el acuerdo con el equipo y para presentar el patrocinio personal que en el Alameda ejercen con el portero Dani Arguillas, que luce en las mangas de su camiseta de juego el logotipo del gimnasio.

Por parte del club, queremos agradecer esta colaboración, porque para nosotros es fundamental. En un equipo de este nivel el trabajo físico es muy importante, y poder contar con un centro de estas características es un lujo. Ya no solo en el trabajo de pesas, sino también con la recuperación de lesionados, y tras los partidos. Por eso queremos agradecer tanto a Manuel como a su equipo que nos echen un cable”, explicaba el director deportivo del club, Daniel Ibáñez, en representación del Bada Huesca.

Manuel Lasauca, responsable del centro, aseguró estar muy contento de poder tener al equipo de nuevo en sus instalaciones, y ejercer de patrocinador personal con Dani Arguillas. “Son un equipo que busca formas de trabajo diferentes a través de las herramientas que les ofrecemos. Son muy responsables y muy profesionales, y al trabajar con ellos notas que son deportistas de élite, y que están hechos de otra pasta”, decía Lasauca. Ejercicios como la K-stretch o la plataforma vibratoria o incluso otras clases diferentes como zumba suponen nuevos recursos para la recuperación de los jugadores que el centro pone a disposición del club.

Algo que será muy útil en estas dos semanas, ya que como explicó también durante la presentación el preparador físico del equipo, Pedro Barrio, la recuperación se hace vital en estas semanas de largos viajes y partidos importantes. “Trabajamos siempre desde la planificación, con un trabajo previo con mucha carga física que nos permite llegar en un buen estado. A partir de allí, cuando empiezan estos momentos de más desgaste, la dinámica es de jugar y recuperar para jugar. Para ello nos basamos en entrenamientos no muy exigentes que permitan al cuerpo prepararse para competir, y atendiendo también a los desplazamientos, porque el cuerpo no descansa igual en un viaje a Pontevedra que a Galicia”, apuntaba Barrio, que señalaba que en base al parón navideño se establecen dos temporadas a lo largo del curso en lo que respecta a la preparación y que en ese sentido, el equipo debe encontrar en este mes un pico de forma que alargar ya hasta el final.

El plano deportivo quedaba para el análisis de Dani Arguillas, que primero mostró su agradecimiento por el apoyo del centro deportivo y la importancia de los entrenamientos en él para la recuperación del conjunto. Hizo referencia también al encuentro del día anterior contra Puente Genil. “En la Copa del Rey nunca se puede pensar que la eliminatoria está en el bolsillo. Porque puede ser complicado igualmente, aunque ese último gol que logramos nos puede dar la vida. Por eso, tenemos que empezar pensando en un cero a cero y según avance el partido, jugar con la diferencia”, consideró el portero oscense en relación a la ventaja de cinco tantos que logró su equipo en la ida de la eliminatoria.

No obstante, el conjunto debe cambiar de chip y centrarse de nuevo en la competición liguera, para lo que emprendían un viaje este jueves a medianoche rumbo a Pontevedra, para medirse al Teucro este sábado a partir de las 17.00. “Sabemos que tenemos un partido clave y que tenemos que sumar para nos descolgarnos. El Teucro es un rival difícil y hay que darlo todo, porque el puesto que ocupe en la clasificación en esta categoría no significa nada”, valoraba Arguillas.