Club Balonmano Huesca

Noticias

Puesta a punto también en vacaciones

Todavía falta un mes para que la plantilla del Bada Huesca vuelva al trabajo, pero eso no impide que los jugadores sigan cuidando su salud, con el fin de eliminar de manera definitiva las molestias ocasionadas por la dura temporada que han vivido. Así, además del reposo, muy necesario en estos casos, algunos de los hombres de Nolasco, han aprovechado que se mantienen cerca de la capital oscense para seguir tratándose de la mano de la clínica Ferrer Salud. Con Sergio Ferrer al frente, el fisioterapeuta ejerce como podólogo de la plantilla, además de apoyar en el trabajo de fisioterapia a lo largo del curso.

El último en ponerse en sus manos ha sido el guardameta Jorge Gómea Lite, que hacía un alto en sus días de descanso para tratar la tendinopatía en el adductor de la pierna izquierda de larga evolución, que arrastraba de los mese de competición. Con el fin de eliminar totalmente la dolencia, se le ha sometido a un abordaje invasivo mediante punción seca ecoguiada y electrolísis (EPI). “El objetivo es conseguir una regeneración de las fibras dañadas junto con una readaptación progresiva”, apunta Sergio Ferrer.

El objetivo de este tipo de tratamientos en la clínica oscense es que toda la plantilla se encuentre en el estado óptimo para afrontar una pretemporada marcada siempre por el duro trabajo físico.