Club Balonmano Huesca

Noticias

Dos ejemplos para la Cantera del Bm. Huesca

Ya han pasado varios días de unos momentos muy especiales para dos jugadores Cadetes del Club, pero serán difíciles de olvidar por ellos dada la importancia de los mismos.

En el caso de Pepe Floris, ha sido convocado nuevamente por la Real Federación Española de Balonmano para una Concentración Nacional, en este caso en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, donde ha podido disfrutar de unos días de duro entrenamiento con los mejores jugadores de España de su categoría.

El joven oscense ya ha acudido a alguna convocatoria de estas características, pero continuar formando parte de las mismas supone un gran premio para su continuidad y progresión.

Pepe es un jugador importante dentro del equipo Cadete, y también aporta muchos minutos en el equipo Juvenil, algo que implica tener que combinar entrenamientos de ambos grupos, con el consiguiente esfuerzo y sacrificio, pero que le ha servido para seguir mejorando, y conseguir destacar, ir al campeonato de España con la Selección de Aragón, y lograr llamar la atención de los técnicos de la RFEBM.

Por otro lado, Alejandro Lasierra, jugador que se encuentra cursando 4º de la ESO en el IES Ramón y Cajal de Huesca ha obtenido un más que reconocido premio a nivel nacional consiguiendo una de las 500 becas para jóvenes de toda España que concede la Fundación Amancio Ortega.

Esta beca supone entrar en un programa que subvenciona la escolarización durante un año de alumnos españoles en Canadá. Con ello se pretende dar la oportunidad de vivir la experiencia de estar todo un año en un país extranjero de habla no hispana, con todo lo que ello implica.

La Fundación costeará todos los gastos que implica dicha escolarización, y es una oportunidad extraordinaria para que Alejandro continúe su formación, además de enriquecerla gracias a convivir en una cultura diferente y con otro idioma.

En ambos casos son unos reconocimientos muy importantes a estos dos jóvenes, que a su vez han de servir a otros chicos y chicas del Club como ejemplo de que cada uno debe marcarse sus propias metas, sin ponerse ningún tipo de limitación.