Club Balonmano Huesca

Noticias

BM LOGROÑO LA RIOJA 28 – 27 BADA HUESCA

El Logroño La Rioja se ha impuesto por 28-27 al Bada Huesca en un choque en el que ha tenido la inercia de un equipo que pasa por un buen momento de efectividad y por las intervenciones del portero Jorge Pérez, en uno de sus mejores encuentros desde que está en el conjunto riojano. El conjunto oscense mereció más suerte, por su esfuerzo, pero también falló demasiado, en especial en la recta final, cuando la calidad de los locales, liderados por Jorge Pérez en la portería, determinó el resultado final.

El Ciudad de Logroño empezó el partido frío, como si tuviera todavía en la cabeza el partido del martes, y por eso no dominó con claridad en ningún momento a un Huesca muy luchador pero poco preciso. Los visitantes se aprovecharon de la falta de intensidad local para mantener la emoción en el marcador hasta que Moreira impuso su calidad en el pivote y dio la primera ventaja de dos goles a los locales (8-6 y 9-7).

Pero el pivote del Logroño se vio muy solo, dada la baja de Dutra y la mala tarde en el lanzamiento de Casado y Rivero, con lo que el choque volvió a equilibrarse y, de hecho, el cuadro visitante-liderado por Hackbarth y Mosquera– se adelantó de nuevo, aunque no continuó con su esfuerzo y el descanso llegó con un apurado 12-11.

El Logroño de nuevo, como ya le ha pasado varias veces esta temporada, regresó al partido con poca intensidad, y lo pagó, dado que el Huesca sí que tuvo la fuerza que demandaba el choque. Gracias a ello los visitantes tomaron las primeras ventajas (18-20 y 19-21), aunque poco a poco los de Velasco fueron metiéndose en el choque y lo empataron a 22 con diez minutos por delante.

Solo en ese momento el cuadro riojano pareció despertar, como si creyera que con estar bien ese tiempo le bastara, y le dio el primer arreón al partido, con dos jugadas de velocidad culminadas por Rubiño, Dorado, además de un gran lanzamiento de Casado (25-22). El Huesca no estaba dispuesto a echar por tierra todo el esfuerzo y aprovechó un error de los locales para marcar dos goles en apenas diez segundos, ambos de Montoya (25-24) y luego empatar a 25 gracias a Hackbarth, cuando restaban cinco minutos de partido.

Ahí fue cuando se pudo ver la inercia que tienen algunos equipos y que les sirve para ganar incluso sin ser brillantes. Así, aunque todavía hubo un empate más, a 26 goles, en los últimos tres minutos y medio David Cadarso marcó para el Logroño y el Huesca no acertó ninguno de los tres siguientes balones que tuvo, dos por paradas de Jorge Pérez (hizo 14 en total) y por un lanzamiento al poste de Sergio Pérez.

Casado, que estuvo por debajo de su nivel en el partido, fue el que sentenció el choque, ya que tras la última parada de su portero, recogió el balón y lanzó desde su propia área a la portería vacía del Huesca, con lo que anotó el 28-26 a falta de diez segundos, que solo dieron para un gol más del cuadro oscense.

FICHA TÉCNICA

28.- Logroño La Rioja: Jorge Pérez (Markelau); Dorado (10,6p), Rivero (3), El Korchi (2), Javi Rodríguez, Serradilla (1), Moreira (4),

Casado (4), David Cadarso (2), Rubiño (2), Kisselev y Almeida.

27.- Bada Huesca: Arguillas (Pascual); Montoya (7), Adriá Pérez (1), Mosquera (3), Sergio Pérez (3), Asier Nieto (1), Hackbarth (9, 5p); Lamelas, Gucek (1), Adrián Rubio, Benites (1), Pedro Moya y Miguel Malo (1).

Parciales: 1-2, 4-4, 7-6, 9-8, 10-11, 12-11 (descanso), 14-15, 17-17, 19-20, 22-22, 25-25 y 28-27.

Árbitros: Macías de Paz y Ruiz Vergara. Excluyeron dos minutos a Serradilla y Kisselev del Logroño; y a Nieto y Lamelas del Huesca.

Incidencias: Partido de la decimosegunda jornada de la Liga Sacyr Asobal. Palacio de los Deportes de La Rioja, 700 aficionados.

EFE