Club Balonmano Huesca

Noticias

El OSCATECH HUESCA SUBCAMPEÓN DE ARAGÓN

Este fin de semana, el Oscatech Huesca, filial del Bada Huesca, disputó la Final 4 de Segunda Nacional en Casetas contra Bm. Utebo VG, Bm. Mora, y Aracorte Bm. Casetas.

El viernes se abrió el sector con un Oscatech Huesca – Bm. Utebo muy igualado durante casi todo el partido. El que fue el campeón en la pasada edición, era un rival al que todavía no le habían podido derrotar en la actual temporada, pero la juventud de los oscenses les permitió llegar más frescos a la recta final del partido, y con una magnífica defensa, lograron doblegar a los contrarios en los últimos instantes del partido con una ventaja más elevada de lo que se vio en el global del partido.

En la segunda jornada se recibía a un peligroso Bm. Mora, que venía con gran confianza al vencer claramente a los locales el día anterior. Los morados llevaron la iniciativa durante toda la primera mitad, con ventajas incluso de hasta cuatro goles, mostrándose muy eficaces en defensa y con una gran actuación en portería, llegándose al descanso con un 10-13 en contra. En la segunda parte, una exhibición en defensa del equipo oscense, unida a la grandísima actuación de Pablo Casterad bajo palos, dejaron al equipo rival bloqueado, llegando incluso a conseguir una amplia ventaja con el 27-20 final.

En la última jornada, un empate contra el equipo anfitrión y máximo favorito era suficiente para hacerse con el título de Campeón de Aragón, pero el partido no tuvo el guion esperado. Un Casetas con las ideas mucho más claras, trató de resolver el partido por la vía rápida en la primera mitad, con una espléndida exhibición de su portería que amargó a los jóvenes oscenses. En la segunda parte, el equipo altoaragonés trató de reengancharse al partido, y aunque en algunos momentos la defensa consiguió forzar varios errores de los jugadores caseteros, en ataque seguía costando muchísimo superar la portería rival. Aun así, el Oscatech Huesca consiguió recortar tres goles en la recta final del partido, neutralizados rápidamente por el entrenador local con un tiempo muerto que, no solo cortó la posible reacción oscense, sino que en un minuto recuperaron la ventaja con un parcial de 3-0. Los últimos minutos fueron una fiesta para los locales y un martirio para los jugadores visitantes, que vieron como se les escapaba el título.

A pesar del duro y cruel final, hay que estar satisfechos con el trabajo realizado por la plantilla y cuerpo técnico, en una temporada con muchos cambios, con una renovación de la plantilla en la que se apostó por la juventud, y donde hay que destacar la trayectoria y progresión del equipo.